Tengo Miedo

Irene, tengo miedo.
Fue lo único que Franz pudo escribir esta vez en esa carta y a su entender, esa única frase resumía todo lo que le atormentaba y le robaba el sueño y la vigilia y que en un momento llegó a ser tan pesado que perdía a ratos el deseo de estar con vida. Ea frase resumía aquel sentimiento de haberse ido a buscar a sí mismo una mañana y encontrar en su casa un letrero que decía, lo siento, salí a buscar a Irene. Cuando salió a buscarse, llego tarde, él ya se había ido a buscarle a ella.

– Esteban
– Dime David
– ¿Alguna vez has sentido que te mueres, que te mueres porque no puedes ve a alguién?
– No es para tando David, uno no se muere por tal cosa
– ¿David?, ¿Davi…? ¿D?


– ¿Y entonces qué haremos por la tarde?
– Iremos a ver caer la lluvia al parque, a distraer el tiempo y verlo cómo pasa.
– ¿Y después?
– Después nos vamos a poner las alas de colores y vamos a volar en dirección al polo, para mantener frescos los sueños.
– Y después?
– No lo sé, en el camino algo se me ocurrirá.


– ¿Irene, estás alli?, ¿me escuchas?, bueno solo queria decirte que estás muerta, lo descubrí recien esta mañana cuando quise abrir los ojos y lo que ví me dio mucho miedo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s