Dilataciones

De sus delicadas formas me hice un ídolo de oro, apenas levantaba la vista para ver en derredor, haciendo una breve pausa a la lectura, bebía café negro y sus modales eran los mas exquisitos que he visto, finos y sin muestras de exageración, sus ojos eran bellos y finamente enmarcados por unas cejas muy bien cuidadas que le daban además a su expresión un detalle de belleza que me impedia separar los ojos de la escena que ella creaba. Pendientes azules con anillos de plata en sus graciosas manos, le pone azúcar al café y un grano dulce salta hasta el índice de su mano derecha, mientras mi corazón late acelerado, se lleva el dedo a los labios y los humedece para retirar con un lento movimiento los restos azucarados, luego, absorta en la lectura, permanece tal cual, con el índice apoyado sobre los labios, seguro algo que lee, no le deja salir del breve trance que provoca, se detiene y gira el rostro en dirección de mis ojos y me fulmina, tan solo su belleza me permite osar a mantener mis ojos en los suyos por un instante que se dilata solo en mi universo.

Advertisements