Mi Primer Cadáver, Exquisito

Es sábado, no sé la hora exactamente, estoy estudiando, en unas horas tengo una prueba importante en la Universidad, revisó mi correo electrónico y me encuentro con que soy el décimo participante en el juego, que tengo dos días para entregar mis párrafos y me agregan unas líneas que ha escrito mi predecesor, no puedo ocultar mi turbación, el cadáver llego a mi habitación, debo verlo al menos, pero no puedo, dejo transcurrir el tiempo y me olvido de él, hago mis cosas, voy a lugares, pero es mentira, no lo he olvidado, en casa hay un cadáver esperándome, haga lo que haga no podré evadirlo por más tiempo. Finalmente lo veo detenidamente y me quedo yo mismo cómo muerto, no sé qué decir, no puedo aún pensar con claridad, veo en todas direcciones y el cadáver da la impresión que me sigue con una mirada que no logro encontrar, está en todas partes, me mira desde todas direcciones, pienso en Morel y su máquina para fabricar fantasmas. De pronto hay una luz, breve, insignificante al principio, pero es una luz y me aferró a ella, es Beethoven y viene acompañado de Juan Ramón Jímenez, me saludan, uno con “Claro de Luna” y el otro con “Desnudos”, finalmente puedo decir algo y feliz, lo digo.

Advertisements

2 thoughts on “Mi Primer Cadáver, Exquisito

  1. Una manera muy interesante de, describir tu participación, de veras muy interesante y entretenida, creo que seria un buen tema para algo mar extenso.

    1. Me parece muy llamativo de verdad, las emociones que desata el cadáver son muy intensas. Claro que se podría.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s