[Mis Highlights] Descartes en 90 Minutos de Paul Strathen

La Serie 90 Minutos de Paul Strathen ofrece una vista rápida, muy rápida pero relevante de los diversos aspectos de la vida y filosofía de pensadores selectos, en este caso Descartes, suficiente para despertar el interés por lecturas mas serias con el objeto de profundizar en el Cartesianismo.

  1. Wittgenstein intentó circundar el problema escribiendo brillantes notas de dos líneas, respetando así el tiempo de atención usual en la era de la televisión, con lo que no le quedaba espacio para los argumentos filosóficos.
  2. Y así como una multitud de leyes sirve a menudo de excusa a los vicios, de manera que un Estado está mejor gobernado cuando tiene pocas, pero estrictamente observadas, así también, en lugar del gran número de preceptos que componen la lógica, creí que me bastarían los cuatro siguientes, siempre que tomara la resolución firme y constante de no faltar ni una sola vez a su observancia.
    1. La primera era no aceptar nada por verdadero a menos que lo conociera con evidencia; esto es, evitar cuidadosamente las conclusiones precipitadas y los prejuicios, y no incluir nada en mis juicios más que lo que se presentara tan clara y distintamente a mi mente que no hubiera posibilidad de ponerlo en duda.
    2. La segunda, dividir cada una de las dificultades que examinaba en tantas partes como pudiera y en cuantas fueran necesarias para resolverlas bien.
    3. La tercera, conducir ordenadamente mis pensamientos, comenzando por los más simples y más fáciles de conocer, y subir poco a poco, como por grados, hasta el conocimiento de los más complejos; y suponiendo un orden, incluso entre aquellos que no preceden naturalmente unos a otros.
    4. Y por último, hacer siempre recuentos tan completos, y revisiones tan generales, que pudiera estar seguro de no omitir nada.
  3. Descartes, en un gesto típicamente suyo, decidió publicar su obra anónimamente, no obstante haber tenido el coraje de dudar de todo el universo
  4. Descartes en dos semanas cogió un resfriado, que pronto degeneró en neumonía; una semana después estaba delirando y murió el 11 de febrero de 1650. Uno de los más grandes intelectuales de Europa había sido sacrificado a los antojos de la realeza.
  5. Lo sucedido aquel día de invierno y la noche siguiente (11 de noviembre de 1619) habían de tener un efecto probando y duradero en Descartes. Creía que aquella visión y los sueños subsiguientes eran una llamada divina que había de dar a Descartes la confianza en su vocación que tanto necesitaba, a la vez que la certidumbre de que sus descubrimientos, no siempre apoyados en argumentos, eran correctos.
  6. Descartes amó mucho a su hija, aunque la hiciera pasar por sobrina. Fue ésta una experiencia única en la vida de Descartes.
  7. Holanda ofrecía una gran ventaja: en el siglo XVII era la zona franca de la mente europea, donde, a diferencia con otras naciones, no había que pagar peaje por las ideas.
  8. Descartes se cansó de su acomodada vida parisina de soltero al cabo de dos años, pues, a pesar de que se dedicaba a una amplia gama de estudios y a la escritura, más bien como aficionado, de unos tratados, se estaba viendo envuelto cada vez más en la vida social de la capital, lo que le parecía en extremo fastidioso;
  9. Pero «instalarse» es un término relativo, en lo que respecta a Descartes; se sabe que cambió de casa al menos dieciocho veces durante los primeros quince años de residencia en Holanda, y que hacía frecuentes viajes al extranjero cuando la rutina doméstica se le hacía insoportable.
  10. Yo estaba dormido y usted me despertó», escribió Descartes a Beekman, y fue él, en efecto, quien revivió el interés de Descartes por las matemáticas y la filosofía, durmiente desde que dejó La Flèche.
  11. Los tolerantes holandeses habían prescindido de impuestos tan gravosos como la Inquisición, la herejía, el tormento y la hoguera, honores reservados a los pensadores originales en el resto de Europa.Antes, la verdad era dominio de la teología, ahora había entrado en el reino de la democracia.
  12. Trece años después de su muerte, la Iglesia Católica honró la memoria de Descartes poniendo todas sus obras en el índice de Libros Prohibidos (asegurando así que se le seguiría leyendo durante años).
  13. Descartes pidió inmediatamente a su amigo Beekman una copia de la obra de Galileo y encontró, consternado, que muchas de las conclusiones alcanzadas por Galileo eran las mismas que las suyas propias.
  14. Sin decir una palabra a nadie, Descartes puso a un lado su Tratado sobre el Universo para concentrar sus pensamientos en asuntos menos problemáticos.
  15. No deja de ser irónico que Descartes, el gran racionalista, encontrara su inspiración en una visión mística y en unos sueños irracionales.
  16. De los cuatro grandes pensadores que crearon una filosofía original en el siglo XVII , tres —Descartes, Spinoza y Locke— vivieron algún tiempo en Holanda. (El otro, Leibniz, vivía al otro lado de la frontera, en Hannover.
  17. Sabemos que Descartes se aburría de la vida militar; había demasiada ociosidad y disipación, según él. ¿Querrá esto decir que había oficiales que se levantaban aún más tarde que él?.
  18. Nada de lo que aprendió parecía ofrecer ninguna certeza, aparte las matemáticas.
  19. Pues no es suficiente tener un buen espíritu, sino que lo principal es aplicarlo bien.
  20. Nuevas ideas filosóficas sólo traían como consecuencia la herejía, la Inquisición y la hoguera.
  21. Descartes pasaba la mayor parte de su tiempo encerrado en su habitación, estudiando, aunque a veces algunos amigos se presentaban para examinar ideas con él e incluso para persuadirle a asistir a alguna recepción formal.
  22. Las almas más grandes son capaces tanto de los mayores vicios como de las mayores virtudes.
  23. La vida de campaña resultó aquí tan esforzada como siempre, tal y como describe su residencia en buen y cálido alojamiento y como persiste en su costumbre de dormir diez horas, desayunar al mediodía y emplear las horas despierto «en comunión con mis propios pensamientos».
  24. Las ideas de Platón y Aristóteles fueron poco a poco enterradas bajo capas de comentarios cristianos teológicamente correctos, y la filosofía se fue agostando.
  25. Y observando que esta verdad: Pienso, luego existo , era tan firme y segura que ni las más extravagantes suposiciones de los escépticos la podrían debilitar, pensé que podía aceptarla sin reservas como el primer principio filosófico que buscaba.
  26. Aquellos que caminan lentamente pueden avanzar mucho más, si siguen el camino recto, que los que corren y se alejan de él.
  27. Cada vez se sabría más y más acerca de menos y menos.
  28. Dejó la escuela decepcionado, convencido de que no sabía nada, como Sócrates antes que él.
  29. Casi todos los campos del esfuerzo intelectual habían alcanzado este estadio moribundo a mediados del siglo XV .
  30. La Iglesia reinaba indiscutible sobre todo el mundo medieval.
  31. Un extraño acontecimiento se produce en la vida de Descartes en este momento y es que tiene una relación amorosa con una muchacha, de nombre Hélène, quizá una de sus criadas, con el resultado de una hija, a la que llama Francine.
  32. Pero las matemáticas proporcionaban solamente una certeza impersonal; la única otra certeza que conocía era Dios. Descartes tuvo siempre criados.
  33. Descartes parece haber tenido dos obsesiones en delicado equilibrio: la soledad y los viajes.
  34. No sintiéndose nunca próximo a los otros hombres, no buscaba su compañía y no habiendo conocido nunca un verdadero hogar, no deseaba crear uno propio, así que permanecería toda su vida inquieto y solitario.
  35. Por muy engañado que yo esté en mis ideas acerca de mí mismo y del mundo, hay una cosa que es innegable: Estoy pensando.
  36. Al final del siglo XVI , la filosofía estaba paralizada. Fue Descartes quien la puso de nuevo en marcha.
  37. Esto por sí solo prueba mi existencia. En la frase más famosa de la filosofía, Descartes concluye: « Cogito ergo sum ». (Pienso, luego existo).
  38. La filosofía había comenzado, por primera vez en la historia, en la antigua Grecia, en el siglo VI a. C., para alcanzar su época dorada dos siglos más tarde, con la llegada de Sócrates, Platón y Aristóteles. Nada sucedió después, durante dos mil años; nada original, se entiende.
  39. En aquel tiempo, tales puestos se cubrían mayoritariamente por la práctica del nepotismo, sistema que produjo aproximadamente el mismo porcentaje de jueces absurdos e inadecuados que el sistema en uso hoy en día.
  40. Su inclinación juvenil hacia una vida ociosa y placentera se convirtió pronto en rutina; vivía de sus ingresos privados, se levantaba de la cama al mediodía y viajaba un poco cuando le apetecía.
  41. Después de seguir atentamente los hábiles argumentos de Descartes, el Cardenal de Bérulle lo llevó aparte y le aconsejó vehementemente que dedicara su vida por entero a la filosofía.
  42. Mientras tanto, una fuente vaticana había encontrado su propia explicación: estos fenómenos eran causados por ángeles que estaban cambiando el escenario celestial, preparándolo para el Segundo Advenimiento.

Queda este LINK con una lista de reproducción narrada por Fernando Savater, la aventura del pensamiento


«A fin de cuentas vivimos todos inmersos en la era de la información, circunstancia que determina que la capacidad de centrarnos en los datos verdaderamente relevantes resulte de una increíble importancia.»  John Brockman en Este libro le hará mas inteligente

Escrito mientras escucho Helville De Luxe de Enrique Bunbury


[Mis Highlights] Spinoza en 90 Minutos de Paul Strathen

  1. Spinoza llevó una vida muy sencilla alojado en una única habitación, donde no sólo dormía y escribía, sino donde también pulía lentes.
  2. Las personas se engañan cuando piensan que son libres. Se aferran a esta opinión sólo porque son conscientes de sus acciones, pero ignorantes de qué las causan realmente.
  3. El Estado está sólo para proteger al individuo, a quien se le debe permitir perseguir sus propios fines.
  4. Uno a uno, Spinoza iba recogiendo los ingredientes que, una vez cocinados en el horno de su intelecto, habían de dar origen a la no superada tarta de su filosofía.
  5. la mente y el cuerpo es la misma cosa concebida, bien bajo el atributo del pensamiento, bien bajo el atributo de la extensión.
  6. Es el ejemplo clásico de panteísmo, esto es, la creencia de que Dios y el universo son una y la misma cosa.
  7. La mente y el cuerpo no son sino aspectos diferentes de la misma cosa.
  8. Los estudiantes judíos de mente independiente empezaban a tropezar con las rigideces de la ortodoxia; sentían que sus necesidades espirituales sobrepasaban las de una tribu de prehistóricos nómadas asiáticos, y comenzaban a cuestionar la Biblia.
  9. Y era poco probable que consiguiera muchas reseñas entusiastas en la prensa de iglesia su opinión de que los milagros de la Biblia era simplemente acontecimientos naturales deliberadamente mal interpretados para propósitos de propaganda religiosa.
  10. Causa y efecto están relacionados tan rígida e irreversiblemente como los procesos de la razón.
  11. En la concepción de Spinoza, podemos amar a Dios tanto como queramos, pero no hay modo de que Él pueda amarnos a su vez. Esto hacía que mucha gente se sintiera no amada y se enfrentara a la perspectiva de que su piedad no fuera recompensada.
  12. Vivimos en la era de Humpty Dumpty después del muro, en la que la filosofía de Spinoza no es sino un sueño poético. Pero sigue siendo uno de los mejores jamás creados.
  13. Spinoza cometió el error de ver el mundo racionalmente cuando, naturalmente, no es racional, ni de hecho ni en última instancia.
  14. Leviatán , Hobbes presenta la opinión pesimista de que, sin gobierno, «la vida de los hombres es solitaria, pobre, desagradable, embrutecida y breve». Los seres humanos encontraron insoportable este estado natural y se congregaron en sociedades gobernadas para superarlo.
  15. Cualquier forma de gobierno es mejor que ninguna y, por consiguiente, debemos obedecer a quien quiera esté al mando.
  16. Este último sostenía que la materia es eterna y que la Creación no es sino la imposición de un orden en ella.
  17. Cuando los libros encuadernados en piel se usaban incluso para leer, además de como decoración

«La genialidad no se puede replicar, la inspiración sin embargo, es contagiosa y multiforme.»
David Foster Wallace en En cuerpo y en lo otro

Escrito mientras escucho Ciudad de Pobres Corazones de Fito Paéz

[Lecto Vagancias] El Incendio de Alejandria de Jean Pierre Luminet

No es “Crónica de una muerte anunciada” pero se le parece mucho, es una historia en la cual sabemos el desenlace y precisamente en este punto es que se nota su calidad, aun sabiendo el final de antemano, uno la sigue leyendo.

Matizada por los ecos de nombres célebres en la historia de la humanidad, un viejo, un judío y una mujer llevan al poderoso conquistador de Alejandría a través de siglos de historia, con el único propósito de salvar tan preciado tesoro de la destrucción.

Una sola ironía sella el periplo. Puesta en boca de Rhazes, el judío, suena con palabras proféticas. En Definitva “El incendio de Alejandría” de Jean Pierre Luminet es un libro recomendable para leer el fin de semana.

«Delante había una mentira comprensible y detrás una verdad incomprensible».
Milan Kundera en La Insoportable Levedad del Ser

Escrito mientras escucho Welcome to the Machine de Pink Floyd

Salvaje

Cuando estas esferas que habitan las cuencas de nuestro cráneo
Desciendan a la última oscuridad, a la puerta de los mundos
¿Nos recordaremos a nosotros mismos como potros salvajes
Corriendo hasta el medio día de nuestra existencia
Gastando sangre, sudor y lágrimas en rutas dispersas?
¿O acaso como silenciosos felinos escurridizos
Habitando las oscuras esquinas de la noche de záfiro
Maullando como dioses ocultos a las esferas celestes?
Jean Anleu

«Delante había una mentira comprensible y detrás una verdad incomprensible».
Milan Kundera en La Insoportable Levedad del Ser

Escrito mientras escucho My Wild Love de The Doors